La inversión nacional en la región marca mínimos en nueve años, con una caída del 43% el pasado ejercicio

La inestabilidad política en pleno ciclo electoral, la aguda crisis económica y las tensiones sociales, grandes riesgos

En SeñalConfor compartimos información interesante para nuestro sector. Esta publicación de ABC del 13/6/21 nos advierte del repliegue de la inversión española en América Latina.

La inversión española que siempre apuntaba al otro lado del océano comienza a buscar destinos alternativos. Las mayores empresas españolas, todas presentes en Iberoamérica, han reducido su presencia en la región en un momento delicado desde el punto de vista económico, social y político. Una debilidad que se ha plasmado en los datos de inversión productiva: los flujos de capital españoles a la zona apenas alcanzaron los 629,8 millones de euros, un 43% menos que un ejercicio antes y su nivel mínimo en nueve años, según el registro del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Pero este fenómeno está lejos de ser coyuntural: desde 2015 la región ha venido perdiendo importancia en los destinos de la inversión española.

Una de las pruebas más claras de la pérdida de atractivo en la región es el plan de Telefónica para la desinversión de activos en estos mercados.


Menú