En SeñalConfor, como fabricantes de balizas, señales resistentes al atropello y otros productos de señalización vial, nos preocupa el aumento del coste de materia prima debido al incremento del transporte marítimo. En este artículo de Victor Blanco, aparecido en “El Economista” vemos que mover mercancías por las principales rutas marítimas de transporte está dando dolores de cabeza en los últimos meses a muchas compañías que dependen del transporte para exportar sus productos. El precio de mover un contenedor de 40 pies (unos 12 metros), como los que transporta el famoso buque Ever Given que en los últimos días ha bloqueado el Canal de Suez, se ha disparado, multiplicando por más de 3 veces el coste del transporte en los últimos 12 meses.

De media, el índice que recoge la evolución de los precios de las 10 principales rutas marítimas de transporte (Shanghai-Rotterdam, Shanghai-Génova, Shanghai-Los Angeles, Shanghai-Nueva York y Nueva York-Rotterdam) ha pasado de costar 1.500 dólares hace un año, a llegar a superar los 5.000 en enero. En las últimas semanas el precio se ha moderado ligeramente, hasta los 4.871 dólares por contenedor.

Los 5.340 dólares por contenedor que llegó a alcanzar el índice el pasado 21 de enero es un nuevo máximo histórico desde que se creó y se empezó a seguir en el año 2011. Antes de 2020, el precio más alto que llegó a alcanzar el indicador fue de 2.680 dólares por contenedor, en mayo de 2012.

El incremento del precio del transporte ha tenido impacto en las empresas que hacen uso de ello. Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, explicaba a elEconomista este mes cómo el factor principal que estaba alimentando la subida de precio en destino de las materias primas era el coste del transporte, que, en ocasiones, es incluso imposible de conseguir. «China ahora está vendiendo productos que valen más que los agrícolas. Llenar un contenedor con mascarillas, vacunas, o distintos productos, puede permitir pagar fletes superiores, y el mercado de fletes que estaba muy deprimido en 2018 y 2019, ha vuelto a recuperarse y hoy no quedan barcos parados», destaca Hernández Callejas.

Consecuencias económicas del bloqueo del Canal de Suez

Las rutas marítimas son especialmente importantes para el comercio, algo que ha quedado patente en las últimas semanas con el bloqueo del Canal de Suez. El 90% del comercio mundial se lleva a cabo a través del mar, y sin el comercio marítimo se haría imposible la globalización: muchos productos, ya sean recursos básicos o bienes manufacturados, no serían rentables de transportar por otros medios.

El incremento de los precios del transporte marítimo contribuye al aumento de la inflación, uno de los principales temores para los mercados en los últimos meses, que está desembocando en ventas de bonos, y en un aumento de las rentabilidades de la deuda. El bloqueo del Canal de Suez ha sido otro ejemplo de la dependencia del sistema económico actual por las rutas comerciales marítimas.

Todas las rutas se encarecen

En los últimos 12 meses, el año en el que el mundo ha tenido que enfrentarse a la pandemia de Covid-19, el precio de mover mercancías en todas las principales rutas marítimas se ha incrementado. Es mucho más caro exportar de este a oeste, que de oeste a este (casi 8 veces más caro en la ruta Los Angeles- Shanghai, si se va de oeste a este, frente al trayecto contrario), siendo la ruta más cara la que conecta Shanghai con Génova, que ha alcanzado un precio de 7.854 dólares por contenedor, tras subir más de un 296% en los últimos 12 meses.

El segundo trayecto más caro para mover un contenedor es el que va de Shanghai al puerto holandés de Rotterdam, con un precio de 7.608 dólares, una tarifa que se ha incrementado más de un 344% en el último año, el incremento más fuerte que se ha producido en las principales rutas marítimas. La ruta Shanghai-Nueva York tiene un coste de 6.519 dólares por contenedor, casi un 140% más que hace un año, mientras Shanghai-Los Angeles ha alcanzado los 4.184 dólares, con un aumento del 182% en los últimos 12 meses.

En cuanto a las rutas de oeste a este, un viaje de Los Angeles a Shanghai o de Nueva York a Rotterdam cuesta menos de 1.000 dólares por contenedor, y de Rotterdam a Shanghai, 1.490 dólares, muy por debajo de las tarifas que se cobran de este a oeste. Eso sí, el aumento porcentual de los precios en todas estas rutas ha sido de doble dígito en todos los casos.

https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/11137565/04/21/Los-fletes-son-32-veces-mas-caros-que-hace-un-ano-en-las-grandes-rutas.html

Menú